Our measure has provisions to help energy-intensive, trade-exposed businesses (such as agriculture, mining, and manufacturing) stay competitive in national and international markets:

  • Off-road diesel (a.k.a. red-dyed diesel, including diesel used in tractors) is exempt from the carbon tax except when used in facilities that emit a combined total of more than 10,000 metric tons of CO2 per year from coal, fuel gas, or off-road diesel. For example, a farm consuming off-road diesel would be exempt from the carbon tax unless it consumes over 1 million gallons of diesel per year (which is the amount of diesel consumption required to generate 10,000 metric tons of CO2).
  • For uses of fossil fuels and fossil-fuel-generated electricity that are subject to the carbon tax, there is a phase-in of the carbon tax for industrial use. (“Industrial use” includes agriculture, mining, and manufacturing businesses—see the definition of “industrial use” in 59-12-102 for details—as well as pipeline transportation.) During the first year of the policy, the applicable tax rate is 10% of the standard rate; during the second year of the policy, the applicable rate is 15% of the standard rate; then 20%, etc., eventually reaching and remaining at 50% for years in the second decade and beyond. (See Our Policy for details, and note that power plants and electric utilities are not eligible here: the carbon tax on electricity is based on consumption, not production, so all power plants and utilities serving Utah customers are subject to the carbon tax.)
  • Revenue that is “left over”—after paying for air quality improvements, rural economic development, and the tax cuts in our measure—is put into a Carbon Emissions Tax Refund Restricted Account that can only be used “to lower state taxes, especially for low- and middle-income households and for energy-intensive trade-exposed businesses.”

In addition, the revenue directed at air quality improvements can help agriculture, mining, and manufacturing businesses in two ways:

  • Money from CARROT and other air quality programs can help these businesses upgrade to less-polluting equipment that is also more efficient and hence a boost to the bottom line.
  • Many of these businesses (especially manufacturing businesses that are “point sources” of emissions) are the focal point of EPA regulations under the Clean Air Act. But these businesses have been working hard for years and years to reduce emissions, and more and more of our pollution problems come from “non-point sources” like motor vehicles and buildings.  Unfortunately, the Clean Air Act doesn’t pay much attention to these non-point sources, so when the state fails to meet air quality standards the state government has no choice but to crack down even more on manufacturers and other point sources. By investing in air quality improvements throughout the economy—wherever we can get the biggest bang for the buck—our measure will help create a healthy environment and a healthy business environment where these companies can thrive instead of constantly being under the microscope.

In Spanish / En español:

¿Qué uso industrial tales como agricultura, minería y fabricación?

La medida tiene disposiciones para ayudar a las empresas intensivas en energía, comercio expuestos (como la agricultura, minería y manufactura) permanecer competitivo en los mercados nacionales e internacionales: Todo terreno diesel (diesel a.k.a. teñida de rojo, como el diesel usado en tractores) está exento de impuesto sobre el carbono excepto cuando se usa en las instalaciones emiten un total combinado de más de 10.000 toneladas métricas de CO2 por año a partir de carbón, diesel de gas combustible o todo terreno.

Por ejemplo, una granja consumo diesel todoterreno sería exenta de impuesto sobre el carbono a menos que consuman más de 1 millón de galones de diesel al año (es la cantidad de consumo de diesel para generar 10.000 toneladas métricas de CO2).Para los usos de los combustibles fósiles y electricidad generada por combustibles fósiles que están sujetas a impuesto sobre el carbono, hay una progresiva del impuesto sobre el carbono para uso industrial. (“Uso industrial” incluye agricultura, minería y las empresas de fabricación, ver la definición de “uso industrial” en el 59-12-102 para obtener más información, así como tubería de transporte.)

Durante el primer año de la política, el tipo impositivo aplicable es el 10% de la tasa estándar; durante el segundo año de la política, la tasa aplicable es el 15% de la tasa estándar; 20%, etc., eventualmente alcanzando y quedan al 50% por años en la segunda década y más allá. (Ver nuestra política de información y tenga en cuenta que las plantas de energía y electricidad no es elegibles aquí: el impuesto de carbono sobre la electricidad se basa en el consumo, no producción, tan centrales y utilidades sirviendo a clientes de Utah están sujetas a impuesto sobre el carbono.)

Ingresos que “quedo” — después de pagar para mejoras de calidad del aire, desarrollo económico rural y el impuesto cortes de nuestra medida, se pone en un carbono emisiones impuestos de reembolso cuenta restringida que sólo se puede utilizar “para bajar los impuestos del estado, especialmente para hogares de ingresos bajo y medios y para las empresas de gran consumo de energía expuestos al comercio. ” Además, los ingresos dirigidos a la mejora de la calidad de aire pueden ayudar a agricultura, la minería y empresas de fabricación de dos formas: dinero de zanahoria y otros programas de calidad de aire puede ayudar a estas empresas actualización a equipos menos contaminantes que también es más eficiente y por lo tanto, un impulso a la línea de fondo.

Muchos de estos negocios (especialmente empresas que son “fuentes puntuales” de las emisiones de fabricación) son el punto focal de las normas de la EPA bajo la Clean Air Act. Pero estas empresas han trabajado duro durante años y años para reducir las emisiones, y cada vez más de nuestros problemas de contaminación provienen de “fuentes” como vehículos y edificios. Desafortunadamente, la ley de aire limpio no prestar mucha atención a estas fuentes no puntuales, por lo que cuando el estado no cumple con los estándares de calidad del aire del gobierno del estado no tiene otra opción sino para reprimir aún más a los fabricantes y otras fuentes. Invirtiendo en la mejora de la calidad del aire en toda la economía, donde podemos conseguir la mayor explosión para el buck: nuestra medida ayudará a crear un ambiente sano y un entorno saludable donde las empresas pueden prosperar en vez de estar constantemente bajo el microscopio.